dimarts, 11 de desembre de 2018

Ladrones de vidas, de Eugenia Tusquets



Autora: Eugenia Tusquets
Editorial: Funambulista
ISBN: 978-84-949115-3-8
288 páginas
Fecha de publicación: octubre de 2018

Prólogo de Soledad Luque, presidenta de la asociación «Todos los niños robados son también mis niños»


RESUMEN

En el Madrid de los 70, Benicio cuenta sus vivencias como investigador en un caso de bebé robado al nacer. Tras desplegar todos sus recursos, tiene que rendirse a la evidencia: tanto el personal de la clínica como la monja que asistió al parto, envueltos todos ellos en la trama fraudulenta de las adopciones ilegales, han destruido las pistas. Lo único que logra descubrir es que el bebé fue adoptado por una pareja extranjera. La estadounidense Emma, la otra protagonista, narra también en primera persona sus experiencias desde adolescente rebelde a actriz de reparto en Los Ángeles, y el posterior y amargo episodio de descubrir que es adoptada cuando su bebé es diagnosticado de una de las llamadas enfermedades raras y necesita el ADN de padres y abuelos. Se verá entonces obligada a buscar a sus padres biológicos. ¿Acabarán ambos personajes encontrándose?


Basada en hechos reales, esta cautivadora búsqueda novelada sobre la propia identidad no dejará indiferente a ningún lector sensible.


«Personalidades despiadadamente patológicas, tanto la del doctor Vela como la de la monja, sembraron el dolor en cientos de personas…



MI OPINIÓN

Con Ladrones de vidas, estamos delante de una novela de búsqueda (física y emocional) basada en hechos reales, unos hechos escalofriantes que tuvieron lugar en España no hace tantos años: el drama impune del robo de bebés entre 1940 y 1990.

Como nos cuenta Soledad Luque en su prólogo, brillante, durante el franquismo y años posteriores, muchas mujeres embarazadas eran manipuladas o coaccionadas para dar a sus retoños en adopción. Primero, las víctimas eran mujeres republicanas, más tarde madres solteras, madres de familia numerosa humildes, madres separadas o parejas jóvenes primerizas. Unas eran engañadas al decirles que su bebé había fallecido (enseñándoles un bebé muerto, congelado, siempre el mismo – abominable); otras, eran víctimas de amenazas e intimidaciones para que entregaran forzadamente a su pequeñ@ en adopción. Fueron víctimas de una horrible represión de género que anula los derechos más básicos de las mujeres.

Para acercarnos a estos horribles sucesos, la autora toma como ejemplo a Olga Bari, protagonista de un caso real, y va reconstruyendo su historia de madre a la que arrebatan las posibilidades de serlo y al propio hijo (en este caso hija), cuya verdadera identidad siempre está en conflicto. Olga, embarazada, fue ingresada en un centro de acogida en un estado casi catatónico, insultada, humillada, sintiéndose terriblemente sola y, al dar a luz, unas monjas le quitaron a su bebé, diciéndole que estaba muert@ y sin saber si era niño o niña. Años más tarde, se supo que toda la trama fue urdida por un tal Dr. Vela y una tal Sor María, monstruos de dos caras los dos. Se me revuelve el estómago. (El mismo Benicio nos amplía toda esta información entre las páginas 174 a 176.)

Benicio, investigador privado, es el encargado de indagar y recorrer un laberinto exento de pistas, borradas por los propios culpables poco después de los actos. Su relato, intimista, se va alternando con el de Emma, una joven actriz americana cuya vida dará un vuelco atroz al descubrir que su hijo Kyle padece una grave enfermedad neurológica degenerativa… Así, las voces de los narradores se van sucediendo en la historia, como sus espacios y tiempos.

La novela me ha gustado. Sentí un interés inmediato por ella en cuanto leí el argumento. El “pero” que tengo es quizá la excesiva introversión y detallismo en la vida privada y en los pensamientos de Benicio cuando éstos no aportan demasiado a la historia principal. De todas maneras, me ha encantado el hecho de que la autora haya “rescatado” el tema de los niños robados para volver a hacerlo público y despertar el mayor interés posible de nuevo. Actos como éstos, por mucho tiempo que haya pasado, no pueden quedarse en el tintero ni en el olvido de la memoria histórica de ningún país. Un aplauso desde aquí para Eugenia, Soledad y todas las víctimas de este terrible drama. No puedo ni imaginar el dolor que debieron sentir estas madres y la desorientación de estos bebés al hacerse adultos y descubrir lo que realmente les pasó. Deseo de corazón que tod@s puedan conocer sus verdaderos orígenes algún día y encontrarse a sí mism@s. ¡Ojalá pudieran tod@s abrazar a sus madres! 😢

Un beso y gracias por leerme.

NOTA: Muchas gracias a la editorial por el envío del ejemplar. 😊



4 comentaris:

  1. Primera vez que lo veo y oye, me parece interesante. Voy a anotarlo, y lo indagaré cuando vaya a la Librería.
    Besos.

    ResponElimina
  2. Me ha llamado mucho la atención, así que me lo apunto sin duda.

    Besos

    ResponElimina
  3. No la conocía y me parece realmente interesante. Es una pena que hayan ocurrido estas cosas.
    Un beso!

    ResponElimina
  4. Muchas gracias por vuestros comentarios, chicas. Siempre me alegráis. :)

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...