dimarts, 9 de juliol de 2019

La mujer fuera del cuadro, de Nieves García Bautista



Título: La mujer fuera del cuadro
Autora: Nieves García Bautista
Sello: SUMA
Fecha publicación: 06/2019
Idioma: Español
Páginas: 624
ISBN: 9788491293392
Temáticas: Literatura contemporánea, Narrativa romántica
Colección: Femenino Singular

Sinopsis

     ¿Cuántas historias caben en un cuadro?

Barcelona, 1888. El joven León Carbó no responde a las expectativas de su padre de iniciarse en el negocio familiar. Prefiere la pintura, la noche, los burdeles y las tabernas. Su relación con un grupo anarquista lo pone en peligro y sus padres lo envían a París, donde por fin podrá dedicarse al arte y mezclarse con la efervescente intelectualidad de la ciudad.

Sitges, 1905. Una niña a punto de cumplir diez años le pide a su madre un viaje a París como regalo. Para mostrarle los peligros de la ciudad, la madre le cuenta la historia de Madeleine Bouchard, una mujer que acabó asesinada en un cuartucho de Montmartre.

Madrid, 2015. A Efrén, un periodista conocido por sus potentes exclusivas, le dan vacaciones forzosas en el periódico en el que trabaja y se va a París a reencontrarse con su novia de la adolescencia, su mejor amiga, a la que no ve desde hace años. Allí retoman la investigación acerca de la bohemia de finales del siglo XIX para terminar una novela que juntos comenzaron en la época del instituto.

La mujer fuera del cuadro es el pequeño mundo donde se entretejen estas tres historias pobladas por personajes anónimos que tratan con personalidades como Degas, Mary Cassatt, Lautrec o Verlaine y en la que conviven con hitos históricos y referencias literarias y culturales de una época brillante por sus luces y sus sombras.



MI OPINIÓN

Cuando en una novela juntamos títulos de otras obras como Mujercitas, Frankenstein, Lo que el viento se llevó; términos modernistas como “Els Quatre Gats” o “L´Avenç” (y automáticamente pensamos en la importancia que tuvo esta corriente en Cataluña); ambientes inspiradores como Montmartre (el París bohemio de finales del siglo XIX), Barcelona, Sitges; arte en mayúsculas de la mano de Lautrec, Renoir, Degas, Picasso e incluso del mismísimo Van Gogh; personajes que enganchan como Madeleine, León Carbó o Samira; historias que hábilmente se entrelazan; pasiones, inspiraciones, luchas por la igualdad de las mujeres… Tenemos como resultado este magnífico título que he devorado desde el principio hasta el final.


El libro está dividido en 16 capítulos cortos que nos hacen viajar fácilmente de un contexto y un tiempo a los otros dos gracias a la narrativa de la autora: sencilla, directa, plagada de diálogos, con inspiradoras y adecuadas citas de personas famosas al principio de cada capítulo, inclusión de cartas y con un narrador omnisciente para tener situado al lector en todo momento.


Ubicado a finales del siglo XIX tenemos a León Carbó, un burgués catalán con sueños y grandezas de llegar a convertirse en un gran pintor, que va a París para su formación como tal; en 1905 vemos a una madre que le cuenta a su hija la historia de la “famosa” Madeleine; y en 2015 leemos sobre un periodista sin demasiada ética que investiga sobre un cuadro que lleva el nombre de esta chica y se reencuentra con una vieja amiga de juventud…


De las 3 historias presentadas, me quedo sin duda con la de Madeleine. La autora ha sabido retratar a la perfección a una protagonista, eje de todas las historias, que se ve obligada a emigrar a París para mejorar su vida, escapando de un matrimonio que la hace sumamente infeliz. Con ella vamos a pasear por el París bohemio y lleno de luz de finales del siglo XIX, conviviendo con el ambiente de la época, sintiendo la búsqueda de inspiración por parte de los artistas, viviendo prácticamente en primera persona las historias de los pintores y sus musas, pero también descubrimos un mundo de mujeres que luchaban por su futuro en medio de la pobreza, de relaciones tóxicas y de miserias. Un 10 por este personaje y por los secundarios femeninos que la rodean: Rosa, Sarah, Louise…


A finales del siglo XIX, Montmartre era la alta colina donde los caminos del París clásico y luminoso se torcían. En este microcosmos asimétrico cohabitaban artistas y prostitutas, lavanderas y obreros, borrachos y pobres, ilusionados y desengañados. Y a este mundo de molinos, infraviviendas y salones de baile, a este ambiente tan turbio como excéntrico y singular, a esta pieza del París más bohemio y extremo, suben muchos: algunos para encontrar, otros para olvidar.
A finales del siglo XIX las mujeres queríamos descubrir las pasiones que nos quitaran el sueño, a riesgo de perderlo para siempre. A punto de comenzar el siglo XX, levantábamos la voz para reclamar, para ser nosotras. Ahora, bien entrado el siglo XXI, y como aquellos herederos románticos, aún estamos recorriendo el mismo camino.


No dejéis escapar esta novela. No podréis dejar de leerla. Muchísimas gracias a Edición Anticipada por el envío del ejemplar. 😍



"Au Moulin de la Galette, La Madeleine", de Ramón Casas


 "Le Moulin de la Galette", de Renoir


Cartel publicitario del Moulin Rouge, de Toulouse Lautrec


Portada de l´Avenç 


"Con un bebé en el jardín", de Monet






dijous, 27 de juny de 2019

Piso para dos, de Beth O´Leary



Título: Piso para dos
Autora: Beth O'Leary
Sello: SUMA
Fecha publicación: 05/2019
Idioma: Español
Páginas: 448
ISBN: 9788491293071
Temáticas: Literatura contemporánea, Narrativa romántica
Colección: Fuera De Colección Suma


Sinopsis

Tiffy Moore necesita un piso barato, y con urgencia. Leon Twomey trabaja de noche y anda escaso de dinero. Sus amigos piensan que están locos pero es la solución ideal: Leon usa la cama mientras Tiffy está en la oficina durante el día y ella dispone del apartamento el resto del tiempo. Y su modo de comunicarse mediante notas es divertido y parece funcionar de maravilla para resolver las vitales cuestiones de quién se ha acabado la mantequilla y si la tapa del váter debería estar subida o bajada.

Claro que si a eso se añaden exnovios obsesivos, clientes exigentes, hermanos encarcelados por error y, lo más importante, el hecho de que aún no se conocen, Tiffy y Leon están a punto de descubrir que lograr la convivencia perfecta no es fácil. Y que convertirse en amigos puede ser solo el principio...



MI OPINIÓN

¿Qué fue lo primero que me atrajo de este libro para querer leerlo y reseñarlo? Sin duda, el planteamiento de la historia. Me pareció muy original: un chico y una chica, obligados por sus circunstancias personales, tienen que compartir no sólo piso sino cama, y hacerlo en diferentes horarios porque, a priori, nunca van a coincidir por sus horarios de trabajo. Es un acuerdo de convivencia extraño a la que la autora le saca todo el jugo posible: me ha gustado muchísimo su manera de desarrollar, a fuego lento, una relación de confianza paulatina entre dos completos extraños. 


El segundo aspecto que me atrajo fue la preciosa edición que me envió la editorial Suma de Letras (muchas gracias de nuevo) para mi disfrute: una bonita portada azul a juego con hojas satinadas de color rosa que le da un aire romántico que te hace sentir bien aún antes de empezar a leer.


El libro se divide en 74 capítulos y un epílogo, los cuales también están separados por meses. Las voces de los dos protagonistas, Tiffy y Leon, se van alternando capítulo a capítulo, por lo que podemos llegar a interiorizar sus voces y pensamientos muy fácilmente. Además, el estilo de la autora es agradable, directo y sencillo, lo que hace que la lectura sea fácil y rapidísima. 


La forma de comunicación que tienen Tiffy y Leon es muy curiosa: van dejándose notas (post-its) en todos los rincones de la casa. Empezarán por cosas básicas, seguirán comentando recetas y delicias gourmet (uno cocina para el otro y viceversa) y acabarán haciéndose mil y una confidencias. Me reí muchísimo la primera vez que Leon entra en su piso justo después de que Tiffy se haya instalado. Su reacción es divertidísima. Y es que estos dos personajes no pueden ser más diferentes: Tiffy, excéntrica, con mucha vida y llena de energía, a quien le gusta combinar ropa de colores imposibles; y Leon, muy introvertido pero extremadamente leal y noble. 


Si los dos protagonistas son personajes verdaderamente redondos, tampoco se quedan atrás los secundarios, como Rachel, Gerty, Mo (los leales amigos de Tiffy), Justin (el exnovio de Tiffy), Richie (el hermano de Leon) o Holly y Prior, entrañables pacientes de Leon.


Aparte de la trama principal, me han llegado al corazón dos subtramas: el maltrato psicólogico en las relaciones tóxicas y la injusticia legal.


Tiffy, a medida que avanza la novela, va descubriendo que lo que creía que era amor (con Justin, un auténtico manipulador y maltratador), en realidad estaba acabando con ella, con su auto-estima, su personalidad, su mundo, su vida y su visión de la misma. Al mismo tiempo, Leon se da cuenta de que su relación con su novia Kay no era tal y estaba fundamentada en la simple comodidad de la rutina establecida. En ambos casos, el respaldo, ayuda y consuelo de los amigos del alma va a ser fundamental para que sanen esta relación consigo mismos.


La injusticia legal podemos verla claramente en el personaje de Richie, el hermano de Leon. Su situación es tan dura, y la lucha de Leon porque todo se aclare y poderlo sacar por fin de la cárcel, tan intensa y valiente, que no puedes, como lector, sentirte alienado de la situación, al contrario. La llegas a sufrir como un personaje más.


Por eso, no me extraña que se la haya calificado como una novela feel-good: historias optimistas y luminosas que nos hacen sentir bien y que nos reconfortan. Ha sido divertida, emotiva y optimista.


En conclusión: no puedo dejar de recomendarla. Es una lectura perfecta para este verano. 💙


¡Muchas gracias por leer y comentar! 😉



divendres, 8 de març de 2019

El misterio de Chalk Hill, de Susanne Goga



Autora: Susanne Goga
Sello: SUMA; Fecha publicación: 01/2019
Núm. páginas: 512
ISBN: 9788491293163
Temáticas: Narrativa romántica, Misterio y suspense
Colección: Fuera De Colección Suma

Sinopsis

Una majestuosa casa señorial en la campiña inglesa. Un secreto que no debe ser descubierto.

La primera vez que Charlotte se encuentra frente a la hermosa mansión de Chalk Hill, en las verdes colinas de Surrey, se queda sin aliento: la imponente villa, coronada por una torre y rodeada de árboles centenarios, es el lugar más fascinante que ha visto nunca. Allí confía en comenzar una nueva vida tras haber tenido que abandonar Berlín por un escándalo que ha comprometido su reputación como institutriz.


Ha sido llamada para cuidar a la pequeña Emily, pero pronto Charlotte se da cuenta de que una extraña atmósfera se cierne sobre la casa: el silencio es casi irreal, el padre de Emily se muestra frío y reservado y la niña sufre terribles pesadillas desde la trágica desaparición de su madre. Preocupada por el bien de Emily, trata de averiguar más acerca de la muerte de Lady Ellen, pero nadie en Chalk Hill parece preparado para romper el silencio. Solo con la ayuda del periodista Thomas Ashdown, Charlotte podrá enfrentarse a la oscura verdad que esconden sus antiguos muros.



MIS IMPRESIONES

En cuanto ví la portada de la novela (una casa victoriana, una mujer pulcramente vestida, de espadas al lector, bajo la lluvia…) y ojeé el resumen, supe que iba a leerla y que disfrutaría haciéndolo (o al menos así lo esperaba). Y no me ha decepcionado en absoluto.


Con un ritmo pausado y tranquilo, descriptivo cuando es conveniente (las descripciones de los alrededores de Chalk Hill y de Londres son precisas y preciosas) y con menciones a grandes clásicos que me tienen el corazón robado (Frankenstein de Mary Shelley, por ejemplo), la obra me ha transportado perfectamente a la época, ambiente, sociedad y cultura que representa.


Escrito en tercera persona y estructurado en 38 capítulos no demasiado largos y un interesante epílogo, el libro parte de dos hilos argumentales: el de Charlotte, la institutriz y el de Thomas, el periodista.


Charlotte es una institutriz alemana que, escapando de su pasado, huye a Inglaterra para comenzar un nuevo trabajo como educadora de Emily, una pequeña que recientemente ha perdido a su madre en extrañas circunstancias. Su personaje es extremadamente correcto, educado, respetuoso, inteligente, disciplinado, trabajador y progresista e independiente para la época. Me ha gustado muchísimo el homenaje que la autora hace a Jane Eyre en la figura de Charlotte. Ya sabéis que soy una enamorada de la literatura de las hermanas Brontë, y tanto el oficio del personaje principal como los nombres de las protagonistas femeninas de la obra (Charlotte y Emily), trazan un paralelismo directo con la novela y entorno de Charlotte Brontë. Además, hay otro personaje que me ha recordado sin duda a otro muy importante de la obra de la autora victoriana, pero no voy a desvelar la incógnita ahora. 😉


Thomas Ashdown, periodista redactor de reseñas de espectáculos londinenses, no está pasando por una buena situación personal. A consecuencia de sus investigaciones con fenómenos paranormales, se verá involucrado de lleno en la historia de Charlotte, Emily y Sir Andrew. El “misterio” se resolverá sólo cuando los dos hilos converjan.


La ambientación de suspense que envuelve la obra es maravillosa. La autora consigue tener en vilo al lector prácticamente hasta el final, intrigado ante las circunstancias de la muerte de la madre de la pequeña. ¿Por qué existe una prohibición por parte de Sir Andrew – el padre de Emily – de hablar de su difunta esposa? ¿Por qué la niña tiene pesadillas? ¿Realmente es sonámbula? ¿Tiene contacto con el espíritu de su madre? ¿Está la pequeña en peligro? ¿Cómo murió realmente Lady Ellen? El dualismo existente en el siglo XIX entre ciencia e interés por el espiritismo está perfectamente reflejado.


He entrado cada noche, en ese ratito que me dedico sólo a mí, en el universo de Charlotte y Emily. Me ha relajado enormemente disfrutar de su rutina diaria, de su personal relación, del cariño mutuo, de sus charlas, sus lecciones, sus paseos, su afición a los preciosos cuentos alemanes…


En resumen: si os gusta la literatura victoriana y admiráis a Kate Morton, es un título que no podéis dejar escapar. Yo lo he disfrutado mucho.


¡Un beso y gracias por leerme!

“¡Hay más cosas en el cielo y la tierra, Horacio, de las que se sueñan en tu filosofía!”
(Hamlet, Shakespeare)



NOTA: Muchas gracias a la editorial por el envío del ejemplar. 😊






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...