dijous, 27 de juny de 2019

Piso para dos, de Beth O´Leary



Título: Piso para dos
Autora: Beth O'Leary
Sello: SUMA
Fecha publicación: 05/2019
Idioma: Español
Páginas: 448
ISBN: 9788491293071
Temáticas: Literatura contemporánea, Narrativa romántica
Colección: Fuera De Colección Suma


Sinopsis

Tiffy Moore necesita un piso barato, y con urgencia. Leon Twomey trabaja de noche y anda escaso de dinero. Sus amigos piensan que están locos pero es la solución ideal: Leon usa la cama mientras Tiffy está en la oficina durante el día y ella dispone del apartamento el resto del tiempo. Y su modo de comunicarse mediante notas es divertido y parece funcionar de maravilla para resolver las vitales cuestiones de quién se ha acabado la mantequilla y si la tapa del váter debería estar subida o bajada.

Claro que si a eso se añaden exnovios obsesivos, clientes exigentes, hermanos encarcelados por error y, lo más importante, el hecho de que aún no se conocen, Tiffy y Leon están a punto de descubrir que lograr la convivencia perfecta no es fácil. Y que convertirse en amigos puede ser solo el principio...



MI OPINIÓN

¿Qué fue lo primero que me atrajo de este libro para querer leerlo y reseñarlo? Sin duda, el planteamiento de la historia. Me pareció muy original: un chico y una chica, obligados por sus circunstancias personales, tienen que compartir no sólo piso sino cama, y hacerlo en diferentes horarios porque, a priori, nunca van a coincidir por sus horarios de trabajo. Es un acuerdo de convivencia extraño a la que la autora le saca todo el jugo posible: me ha gustado muchísimo su manera de desarrollar, a fuego lento, una relación de confianza paulatina entre dos completos extraños. 


El segundo aspecto que me atrajo fue la preciosa edición que me envió la editorial Suma de Letras (muchas gracias de nuevo) para mi disfrute: una bonita portada azul a juego con hojas satinadas de color rosa que le da un aire romántico que te hace sentir bien aún antes de empezar a leer.


El libro se divide en 74 capítulos y un epílogo, los cuales también están separados por meses. Las voces de los dos protagonistas, Tiffy y Leon, se van alternando capítulo a capítulo, por lo que podemos llegar a interiorizar sus voces y pensamientos muy fácilmente. Además, el estilo de la autora es agradable, directo y sencillo, lo que hace que la lectura sea fácil y rapidísima. 


La forma de comunicación que tienen Tiffy y Leon es muy curiosa: van dejándose notas (post-its) en todos los rincones de la casa. Empezarán por cosas básicas, seguirán comentando recetas y delicias gourmet (uno cocina para el otro y viceversa) y acabarán haciéndose mil y una confidencias. Me reí muchísimo la primera vez que Leon entra en su piso justo después de que Tiffy se haya instalado. Su reacción es divertidísima. Y es que estos dos personajes no pueden ser más diferentes: Tiffy, excéntrica, con mucha vida y llena de energía, a quien le gusta combinar ropa de colores imposibles; y Leon, muy introvertido pero extremadamente leal y noble. 


Si los dos protagonistas son personajes verdaderamente redondos, tampoco se quedan atrás los secundarios, como Rachel, Gerty, Mo (los leales amigos de Tiffy), Justin (el exnovio de Tiffy), Richie (el hermano de Leon) o Holly y Prior, entrañables pacientes de Leon.


Aparte de la trama principal, me han llegado al corazón dos subtramas: el maltrato psicólogico en las relaciones tóxicas y la injusticia legal.


Tiffy, a medida que avanza la novela, va descubriendo que lo que creía que era amor (con Justin, un auténtico manipulador y maltratador), en realidad estaba acabando con ella, con su auto-estima, su personalidad, su mundo, su vida y su visión de la misma. Al mismo tiempo, Leon se da cuenta de que su relación con su novia Kay no era tal y estaba fundamentada en la simple comodidad de la rutina establecida. En ambos casos, el respaldo, ayuda y consuelo de los amigos del alma va a ser fundamental para que sanen esta relación consigo mismos.


La injusticia legal podemos verla claramente en el personaje de Richie, el hermano de Leon. Su situación es tan dura, y la lucha de Leon porque todo se aclare y poderlo sacar por fin de la cárcel, tan intensa y valiente, que no puedes, como lector, sentirte alienado de la situación, al contrario. La llegas a sufrir como un personaje más.


Por eso, no me extraña que se la haya calificado como una novela feel-good: historias optimistas y luminosas que nos hacen sentir bien y que nos reconfortan. Ha sido divertida, emotiva y optimista.


En conclusión: no puedo dejar de recomendarla. Es una lectura perfecta para este verano. 💙


¡Muchas gracias por leer y comentar! 😉



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...