divendres, 5 de juny de 2015

Livia. La joven vestal, de Obdulio López





En la Roma de Augusto, Livia es elegida para ser sacerdotisa del templo de la diosa Vesta. Con la ayuda de Casio Máximo, un joven gladiador, deberá superar las intrigas de la Virgo Vestalis Máxima para cumplir el juramento de amor que hizo a Floronia.

Galardonada con el accésit del I premio de la semana de la novela histórica de Cartagena



Autor: Obdulio López

Editorial Tombooktu, Colección Romance

Fecha de publicación: Abril 2015

ISBN: 978-84-15747-581

Páginas: 320



SINOPSIS (contraportada):

     Una historia de amor entre dos mujeres hace tambalear los cimientos de la Antigua Roma. Livia y Floronia, dos vestales que se aman, son separadas en un juicio injusto. Livia se verá obligada a huir apoyada por Casio, un gladiador que se arriesga por salvarla, dejando atrás la pasión que siente por Floronia. Tras ser convertida Livia en objeto de deseo de Marcia, la peligrosa mujer de Léntulo, un próspero hombre de negocios, Livia no olvida a su único amor. Embarazada de Casio, da a luz una hija que despierta los celos de Marcia. Tras el asesinato de Léntulo, y un posible nuevo arresto, Casio, Livia y la niña escapan sin un destino seguro. Nuevos obstáculos les esperan en la búsqueda de una ansiada paz. ¿Conseguirán Livia y Floronia cumplir el pacto de amor que se hicieron en su juventud?


MI OPINIÓN:

     Tenía muchas ganas de leer este libro, porque siempre me ha apasionado el mundo antiguo (tengo especial devoción por Roma y Egipto) y gracias a Tombooktu lo he podido hacer justo cuando en mi ciudad se celebraba el festival anual de Tarraco Viva (os dejo el link por si queréis más información sobre este magnífico evento cultural internacional dedicado y especializado en la divulgación histórica de la época romana). He devorado las páginas de Livia, literalmente. Está muy bien escrito, hay mucha acción y no pierdes el interés por la historia ni un segundo. Me ha encantado. 

La novela está dividida en 20 capítulos. Todos tienen su propio título y antes de que empiecen el autor nos regala citas de grandes nombres de la antigüedad como Cicerón, Plutarco y Horacio (entre otros) para situar mejor el contexto de cada capítulo. Estos son cortos y se leen rápidamente.

El libro está narrado en primera persona por Livia, la protagonista. Este hecho permite que el lector se sienta más identificado con ella y con la historia que nos cuenta. Además, introduce mucho diálogo, cosa que hace que la narración fluya con rapidez y sencillez.

De la mano de Livia, conocemos cómo pudo haber sido la vida de una niña aristócrata romana al ser arrancada del seno familiar para ingresar en la Casa de las Vestales a la temprana edad de 10 años. A través de ella, sabemos qué significaba ser Vestal, qué obligaciones y privilegios tenían y su nivel de dedicación a Vesta, diosa del hogar y guardiana del fuego sagrado y eterno.

Evidentemente estamos delante de una historia novelada, pero eso no significa que el autor no dé a conocer al lector datos verídicos sobre este aspecto de la cultura y ciudadanía romana tan sumamente interesante. He aprendido (y refrescado la memoria con) aspectos tan interesantes como los siguientes:


  • “Para convertirse en vestal se requería descender de familia noble y que el padre no hubiera ejercido una profesión de las denominadas indignas”. (pág. 27)

  • El fuego sagrado del Templo de Vesta nunca se podía apagar (pág. 30).

  • El ritual de fecundación femenina con el “Mutinus Titinus” (capítulo IV).


Livia va creciendo dentro de los muros de la Casa de las Vestales, y encuentra en Floronia (una compañera) una figura materna, una maestra, una amiga y una amante. Ya no se siente sola. Y la acción se va desarrollando sin darle tregua a nuestra protagonista: intrigas, conspiraciones, romances, preocupaciones familiares, duelos por las pérdidas, juicios... Incluso ella misma llega a encontrarse en peligro de muerte. Es curioso destacar cómo las sacerdotisas vestales tenían relaciones amorosas entre ellas y Roma hacía la “vista gorda” con este tema. Para entrar en la Casa, la joven tenía que ser virgen, pero una vez allí dentro (y con la prohibición de conocer hombre alguno carnalmente hablado) no era raro que por las noches dieran rienda suelta a sus pasiones entre ellas.

En el capítulo XI Livia tiene que separarse de Floronia y junto con Casio empiezan una nueva vida como prófugos de la justicia en la tranquila Literno: establecen un hogar y crean un negocio de garum (una especie de salsa que los romanos preparaban con los intestinos, hígados y otros desperdicios de ciertos pescados) junto con el rico Léntulo. Y nuevos problemas aparecen también para Livia personificados en Marcia, la malvada y celosa esposa de Léntulo, que siempre está tentándola con pretensiones amorosas. Durante un viaje de negocios a Cartago Nova Livia es violada y nos abre su alma con la siguiente reflexión:

“Un odio contra mi padre por dejarme en las manos del césar siendo aún una niña, contra Claudia, contra Licinia, contra el césar, los sacerdotes, los salteadores de caminos, incluso contra Casio y contra Léntulo por dirigir mi vida. Yo era yo y deseaba vivir mi vida tal y como yo quería. Lloré y me mordí los labios hasta hacerme sangre. Estaba cansada de huir. De ocultarme. De que me ocurrieran todo tipo de desgracias y de depender siempre de alguien. En ese mismo momento tomé la decisión de ser yo la que marcara las pautas de mi vida. Nadie lo haría por mí, ni siquiera Casio.” (pág. 199) Livia, además de extremadamente bella por dentro y por fuera, inteligente y observadora se nos revela como una persona decidida que quiere tomar las riendas de su vida de una vez por todas.

De vuelta a Literno, tiene que lidiar contra el progresivo envenenamiento del que está siendo víctima Casio, con las averiguaciones que hace sobre el pasado de su amado (que ponen en grave peligro el presente de la pareja), con la cada vez más temible Marcia pero también con la felicidad que le supone el embarazo de un hijo en común.

A partir de aquí, ya no quiero contar nada más del argumento porque no me gusta hacer spoilers y fastidiar una historia con tanta intriga, acción y sentimiento como ésta. ¿Qué pasará con Livia? ¿Y con Casio? ¿Tendrán una familia? ¿Qué papel jugará Marcia en sus vidas? ¿Volverá Livia a ver a Floronia? ¿Quién es el verdadero amor de nuestra protagonista? Para contestar a estas preguntas, tendréis que leeros este libro, que me ha cautivado y mantenido en tensión durante las 320 páginas que lo componen. 

Muchas gracias al autor por regalarnos una historia tan apasionantemente romántica con escenas de gran intensidad emocional y sentimental; por su gran calidad literaria; por la ambientación escogida de los templos y rituales vestales de la Antigua Roma. He disfrutado mucho con su lectura.

¿Y a vosotr@s? ¿Os gustan las novelas históricas? ¿Os atreveríais con esta delicia de libro? ¡Ya me contaréis!

Muchas gracias por estar ahí. :D



* Muchísimas gracias a Tombooktu por cederme este ejemplar y por hacerme llegar también el punto de libro. Un detallazo que me ha encantado. :D

* Si queréis leer un fragmento, id a FragmentoLivia




7 comentaris:

  1. Pues no sé ... no me acaba de convencer. Gracias por tu opinión, guapa.

    Besos

    ResponElimina
  2. Tengo ganas de leerlo, me encantan las novelas históricas!!!

    ResponElimina
  3. La apunto!!seguro que me gusta mucho!!besos

    ResponElimina
  4. me lo apunto! suena muy interesante, me encantan los libros romanticos y eroticos y de fantasia ejejeje ^^ me quedo por aqui para enterarme de mas cositas

    ResponElimina
  5. La verdad es que no me termina de llamar.
    Un beso.

    ResponElimina
  6. Hola
    Es un placer volver aquí después de un tiempo, gracias por tu comentario ahijada ;)
    Me ha llamado la atención tu reseña y el libro, el genero romántico me encanta asi que me lo apunto ^^

    Besos

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...