divendres, 18 de juliol de 2014

MONOS... ¡POR FIN!


¡Hola a tod@s!

Hace mucho tiempo que quería comprarme un mono (una granota en catalán). Me explico: no, hoy el post no va de animales, sino de ropa, jajaja.

No sé cuántos veranos llevo buscándolo. Para mí, el vestido corto es sinónimo de época estival porque es lo más cómodo y ligero para las altas temperaturas que conozco. Pero tampoco le hago un feo a un pantalón fresquito o a una mini-falda. Y encuentro que un mono también se adecúa bastante a mis necesidades durante esta época del año.

Pues bien: no había manera. No encontraba ninguno que me gustara o que me quedara bien. Temporada tras temporada buscándolo: estampado, liso, de diferentes marcas, mirando en diferentes tiendas, en distintas ciudades... Sinceramente, ya pensaba que nunca encontraría el mono ideal para mí.

Después -en concreto este año- con la colección de verano de una de mis tiendas favoritas, ví uno que me gustó mucho (uno rojo con estampados de palmera que seguro que habéis visto hasta la saciedad), pero no me lo compré porque pensaba que era demasiado arriesgado. Cuando quise hacerlo, estaba agotado tanto on-line como en tienda física y ni estando en lista de espera lo conseguí. Me lo había pensado demasiado.

Pero no paré en mi empeño de encontrar mi mono perfecto. Y justo en plena época de rebajas, cuando ni por asomo pensaba en dar con él, ¡pam! ¡No sólo encontré uno, sino dos! ¿Queréis verlos?


Este negro con escote palabra de honor (pero con tirantes finos) y de corte recto es de Natura Selection (www.naturaselection.com), una de mis tiendas favoritas. Siempre que entro en alguna de sus tiendas físicas, es como si me sumergiera en otro mundo, lleno de tranquilidad y de buena harmonía. Cuando he entrado a la tienda on-line para hacer la captura de pantalla del mono, he visto que estaba agotado. Es comodísimo y lo puedes combinar muy bien.

Y este otro, lo reconozco, fue una debilidad. En cuanto lo ví, me enamoré de él: ¡no sólo estaba rebajado sino que además estaba en mi talla! ¡Demasiado bonito para ser verdad! Pero lo era:

Esta preciosidad es de Desigual (otra de mis tiendas favoritas): se reconoce fácilmente por el tipo de estampado. También es comodísimo y muy fresquito. Como pedí que me lo llevaran a la tienda de Tarragona no pagué portes de envío (éste, por cierto, es otro tema: cuando entré en la tienda para recoger mi paquete, me maravillé del espacio. No hace mucho que la han abierto en mi ciudad y me encantó. Pero esto ya se merecería otro post...)

Pues lo dicho: que estoy la mar de satisfecha y contenta con mis compras. ¡Ah! Y las dos han sido on-line. Cada vez compro más y mejor con esta modalidad. Me encanta ir a la tienda física, porque no hay nada como ver y tocar el género y poder probártelo tranquilamente, pero también es verdad que desde internet puedes comprar sin agobios en tu casa y, si conoces la marca y tus medidas, el tema de la talla es bastante fácil.

¡¡Un beso y hasta la semana que viene!!

2 comentaris:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...